Avalon (2001)

15 04 2011

Esta producción polaco-japonesa del director Mamoru Oshii tiene un trailer y una sipnosis que crea unas expectativas muy grandes, las cuales no llega a cumplir ni de lejos. Con una trama y un tema atractivo, esta película catalogada dentro del subgénero “Cyberpunk”, no llega ni al aprobado por infinidad de motivos. Aunque la propuesta de Mamoru es buena, le falta mucho para llegar a entretener o introducir en el film al espectador.

Desarrollada en un futuro cercano, Avalon es un juego de guerra de realidad virtual e ilegal que se ha convertido en la obsesión de una desilusionada juventud. Ash, nuestra heroina, es una guerrera “clase A” que busca finalizar el juego así como, subir al nivel “clase A especial”. Su unica posibilidad, está en encontrar un “fantasma” que la puede subir al nivel de “clase A especial”. Sin embargo, su encuentro con el “fantasma” puede llevarla a un eterno estado vegetal, riesgo que Ash decide afrontar.

Rodada enteramente en Polonia, los escenarios sean quizás uno de los puntos positivos de esta película. Fríos y desesperanzadores, y junto con el buen hacer de algunos actores, muestran a una juventud sumida en una constante desilusión. La fotografía varía entre los naranjas y verdes del juego, que dan una sensación de realidad virtual extraordinaria, los grises de la vida real y los colores vivos de la “clase A especial”. Otro punto destacable de la película, es la banda sonora, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Varsovia.

Aún con estos aspectos destacables, la película tiene un comienzo medianamente interesante y se va desinflando con el transcurso de los minutos. Se le quiere dar un aspecto y una sensación ilusoria y filosófica que acaban cansando. Pausas largas, tramos en los que no escuchamos ni una sola palabra y diálogos aburridos, entre otras cosas, hacen esta película difícil de terminar de ver. Por ello, aún tieniendo en cuenta lo atrevido y original de la propuesta, se hace pesada.

Para concluir, esta crítica a la capacidad de destrucción de la tecnología que esta creando el ser humano, se hace pesada y monótona. Si te gustan mucho las películas filosóficas y oníricas, tienes que verla, si no es así, ni lo intentes. Nota: 4,5

Anuncios