Las 5 mejores películas postapocalípticas del cine (+ las que están por llegar)

9 03 2013

Una lista sobre uno de mis géneros favoritos del cine servirá para revivir este blog, que en mal momento dejé abandonado. Ahí va mi top 5:

5. Soy Leyenda (2007)

Soy Leyenda (2007)

Will Smith se mete en la piel del Teniente Coronel Robert Neville, el que se supone el último hombre vivo sobre un mundo devastado por un virus mutante. Zombies rápidos y violentos que se queman con la luz del sol son el resultado de un mal intento de cura contra el cáncer. Robert intentará buscar una cura mientras sobrevive con la única compañía de su pastor alemán.

 

 

 

 

 

 

4. 9 (2009)

numero9-4Tim Burton produce esta película de animación en la que su estilo está muy presente. Escenarios impresionantes en el que los únicos supervivientes son unos muñecos de trapo humanoides a los que un doctor les ha insuflado vida para que las máquinas no acabasen con ella en la tierra. La Gran Guerra Mundial entre los hombres y las máquinas ha destruido la faz de la tierra, los hombres han perecido y el silencio reina ahora, el último aliento de vida del mundo tras el apocalípsis busca sobrevivir en un mundo que no conocen.

 

 

3. 12 Monos (1995)

12 Monos

Uno de los mejores trabajos de Brad Pitt, con un trasfondo postapocalíptico, trata sobre los viajes en el tiempo que realiza James Cole (Bruce Willis) para intentar conseguir una muestra del agente patógeno que asola la tierra y que ha obligado a la humanidad a vivir bajo el suelo. Opinión completa

 

 

 

 

 

2. Akira (1988)

AkiraConsiderada la obra cumbre de la animación japonesa, nos transporta a un mundo al borde de la destrucción total. El rápido avance de la tecnología y el armamento militar desató una guerra nuclear que destruyó las principales ciudades del mundo. 30 años después, en la ciudad de Neo-Tokyo, un par de pandilleros a los que les gustan las peleas callejeras y las carreras sobre potentes motos futuristas, verán como su vida da un giro radical cuando un extraño niño anciano con poderes psíquicos hace a uno de ellos tener un accidente. Ya nada volverá a ser lo mismo. Destacan los increíbles escenarios y efectos de imagen y sonido para su época.

 

 

1. The Road (2009)

En mi opinión la mejor película postapocalíptica de la historia del cine. Tremendamente cruda y realista, nos muestran a un hombre y a su hijo intentando sobrevivir en unThe Road mundo frío y lleno de ceniza, en el que no crece nada, en el que se apaga la vida. Esta es de paso también una de las adaptaciones literarias más fieles de la gran pantalla. La película (y la novela) nos dejan muchos interrogantes, ya que nunca llegamos a saber por ejemplo el nombre del padre y del hijo, o el origen del apocalipsis. Magnífica de principio a fin, si no la has visto, no se a que estás esperando.

 

 

 

 

Películas postapocalípticas que están por llegar;

Guerra Mundial Z (fecha de estreno: 21 de Junio de 2013): Brad Pitt se pone esta vez en la piel de un empleado de la comisión posguerra de la ONU. De pronto un virus azota la tierra de forma violenta y agresiva. En el trailer auguramos unos efectos especiales magnífcos y grandes dósis de acción. Podéis ver el trailer aquí

After Earth (fecha de estreno: 7 de Junio de 2013): Will Smith vuelve al género postapocalíptico esta vez de la mano de su hijo Jaden Smith. De nuevo impresionantes efectos visuales que nos meten de lleno en la historia de un padre y un hijo que viajan por el espacio 1000 años después de que la raza humana haya abadonado la tierra. Debido a un fallo en su nave, tendrán que hacer un aterrizaje de emergencia en el propio planeta tierra, ahora regido por nuevas especies de animales. Podéis ver el trailer aquí





The Game (1997)

18 05 2011

Entretenida de principio a fin. Con un ritmo in crescendo, Fincher logra una vez más tenernos durante más de dos horas sin poder apartar la atención de la película. Un Michael Douglas espectacular, algo que no es muy común, pero un guión que a veces cojea y se deja llevar mucho por la casualidad.

El multimillonario Nicholas Van Orton (Michael Douglas) tiene todo lo que un hombre puede desear. Pero Conrad (Sean Penn), su díscolo hermano, aún es capaz de encontrar un regalo de cumpleaños que pueda sorprenderle: su ingreso en un club de ocio capaz de diseñar a su medida aventuras y pasatiempos exclusivos.

Sin duda el mayor punto a favor que tiene la película es su nivel de entretenimiento. Una sucesión de sorpresas y de situaciones cada vez más inverosímiles. En el aspecto técnico tampoco hay demasiado que comentar, ambientes lujosos y escenas buenas, pero nada que vaya a pasar a la historia del cine. Quizás el final en el que desemboca todo es lo más impactante, en la línea casi obsesiva de Fincher de darle una vuelta de tuerca a sus films. Michael Douglas hace un gran papel, aunque del resto del reparto no hay nada más fuera de lo común salvo un Sean Penn muy correcto.

El aspecto negativo de la película es quizás el guión, falto de un mensaje, vacío de significado. La película es puro entretenimiento, pero sin nada detrás. Además de estar hueca, algunas de las situaciones dejan mucho a la casualidad, es decir, quedan sin explicación de porqué han salido bien. Aún así, casi todas las partes tienen cierta coherencia. No hay que olvidar que el hecho de que quien “disfruta” del juego es un multimillonario le da cierto voto de confianza, puesto que lo más seguro es que en la realidad no podamos ni imaginar con que se divierte la gente que maneja estás fortunas. Le falta en algunos momentos ese punto independiente, que la separe del cine más comercial de Hollywood, pues la idea en que se basa la película no es precisamente una comedia romántica tipica de la meca del cine.

Impactante, trepidante pero sobre todo, entretenida. Una película que sin duda te hará pasar un muy buen rato. Te hará vibrar si te gustan las películas que te enganchan, con ritmo trepidante, un toque de acción y alguna que otra dosis de diversión. Nota: 7





American History X (1998)

9 05 2011

Tremendo drama el que propone Tony Kayne en esta película. Un buen guión, una buena historia que contar y talento, es lo necesario para hacer una buena película, pero si a todo esto le sumamos una actuación espectacular de Edward Norton, se consigue algo como American History X. Lo que nos transmite Norton y la naturalidad con la que lo hace, hace comprensible su nominación al Oscar.

Derek (Edward Norton) es un joven skin head californiano de ideología neonazi, que fue encarcelado por asesinar a unos negros que pretendían robar su furgoneta. Cuando sale de prisión y regresa a su barrio, se encuentra con que su hermano pequeño (Edward Furlong), para quien Derek es el modelo a seguir, lleva el mismo camino que a él lo condujo a la cárcel.

Si hay una palabra que defina American History X es intensidad. Personajes, diálogos y escenas intensas. Sin duda alguna, la película te hará vibrar de principio a fin. Kayne no se corta un pelo a la hora de mostrar en pantalla escenas y frases no aptas para gente “sensible”. Aún así, la moraleja que nos transmite es clara, el odio engendra odio. Ya hemos hablado antes del gran trabajo que realiza Edward Norton en la película (consigue que te encariñes con un personaje del que no creerias poder hacerlo jamás), pero no solo él lo hace bien. Todo el ambiente que le rodea en el film goza de interpretaciones naturales y creíbles, su familia, amigos…

Kayne se atreve con una crítica a un mundo muchas veces criticado, el nazismo y el fruto de su semilla, las pandillas de adolescentes neonazis. Sin embargo, hasta ahora nadie había abordado el tema con tanta maestría. Un personaje que intenta borrar a toda costa su pasado, y que se ve reflejado en su hermano pequeño, que de manera inconsciente sigue sus pasos. Nos demuestra que por muy radicales y dañinos que sean los ideales de una persona, por mucho odio y racismo que demuestre, el ser humano es capaz de cambiar y de rectificar. La vida es demasiado corta para odiar, es demasiado corta para estar siempre cabreado.

Excelente, explícita y de mensaje positivo, es una cinta que debes ver si te gusta el cine con mensaje, que no está vacío, que no está hueco. Te hará ser un poco más consciente de los problemas y los prejuicios de la sociedad en que vivimos, de una realidad que no queremos ver. Nota: 8





12 monos (1995)

27 04 2011

Un film que nos cuenta un futuro bastante pesimista, pero que no se queda en una película postapocalíptica más. Original, intensa e impredecible, 12 monos se cimenta en un magnífico guión y se completa con unas actuaciones espectaculares, destacando Brad Pitt y Bruce Willis.

Año 2035. Tras la epidemia provocada por un virus asesino que ha matado a millones de personas, los supervivientes se refugian en comunidades subterráneas, húmedas y frías. El prisionero James Cole se ofrece como voluntario para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus, gracias a la cual los científicos podrán elaborar un antídoto. Durante el viaje conoce a una bella psiquiatra y a Jeffrey Goines, un excepcional enfermo mental. Cole tratará de encontrar al ”Ejército de los 12 Monos”, un grupo radical vinculado a la mortal enfermedad.

El guión, una maraña que acaba por ser coherente, es uno de los puntos fuertes de la película. La historia engancha desde el principio, sobretodo si eres amante del cine enrevesado, y quieres llegar más allá del simple entertaiment del cine comercial. Las actuaciones que más destacan son precisamente las de los papeles más difíciles de interpretar. Bruce Willis nos deja magníficos momentos en los que valora cosas tan simples como ver el sol o la brisa en su cara (en el futuro del que viene, vive bajo tierra por la  mortal enfermedad). La clase de locura que le otorga Brad Pitt a su personaje hace creer que en el fondo es todo un genio envuelto en una esquizofrenia aguda.

Quizás el “futuro” que nos propone la película peca de ser demasiado paranoico y con un aspecto en cierto modo “desfasado” para los tiempos que corren, pero hay que tener en cuenta que la película tiene ya 11 años, por eso se le puede perdonar este pequeño fallo. En el momento en que te sientas frente al televisor a verla, debes estar dispuesto a concentrarte en la trama y en todos los detalles, en captar los mensajes ocultos del film, o te quedarás con una extraña sensación de haberte perdido algo a medida que avancen los minutos.

Una vez más, una película que no es apta para cualquier tipo de público. Enrevesada y aparentemente algo caótica, es obligatorio que la veas si eres amantes de las películas en forma de rompecabezas. Para finalizar, gracias a Álvaro López por la recomendación. Nota: 7,25





Snatch, cerdos y diamantes (2000)

18 04 2011

La mezcla perfecta entre humor negro y humor inglés. Guy Ritchie firma una fantástia cinta con una trama de lo más enrevesada. Muchos personajes, muchas historias que se cruzan y muchas risas, todo esto es lo que podrás encontrar en Snatch, cerdos y diamantes.Todo parece estar completamente descontrolado pero todos los caminos acaban cruzandose de forma sorprendente, con un final apoteósico.

Franky es una ladrón de diamantes que tiene que entregar una enorme pieza a su jefe Avi, pero en el camino es tentado por Boris para apostar en un combate ilegal de boxeo. En realidad, es una trampa para atracarle por lo que, cuando Avi se entera, contrata a Tony para encontrar a Franky y el diamante. Pronto se descubre el triste destino de Franky, y la caza y captura de la gema desaparecida lleva a todo el mundo a un juego de locos que corre el riesgo de descontrolarse, donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan de forma sangrienta con perros, diamantes, boxeadores y gran variedad de armas en una caótica merienda de negros.

Sin duda, uno de los puntos fuertes de la película es la gran personalidad de cada uno de los distintos personajes, apoyados en un magnífico guión cargado de cinismo y sarcasmo. Aunque todos los actores hacen un papel sobresaliente, la mejor nota se la lleva Brad Pitt. Con un sorprendente papel (hace de gitano) Pitt confirmaba que por algo es considerado uno de los mejores actores del mundo. También sorprendente el papel del ex-futbolísta Vinnie Jones, haciendo de tipo duro.

A pesar de las comparaciones con Pulp Fiction por el parecido lejano que tienen en la forma de desarrollar la trama, es una cinta de lo más original, en la línea de otras de Ritchie como “Lock & Stock”. Tiene escenas muy potentes, destacando el magnífico uso de la cámara lenta. Por supuesto, la violencia no falta en esta película, con luchas muy bien coreografiadas. Escenas increíbles, como la de “la liebre esta jodida”, se te quedan grabadas junto con su vibrante banda sonora. Si estás pensando en verla (o en volver a verla), prepárate para no parar en 104 intensos minutos.

Electrizante, divertida, descarada y entretenida. Película totalmente recomendable si quieres pasar un buen rato, sobretodo en su versión original en inglés. Nota: 8,25





Avalon (2001)

15 04 2011

Esta producción polaco-japonesa del director Mamoru Oshii tiene un trailer y una sipnosis que crea unas expectativas muy grandes, las cuales no llega a cumplir ni de lejos. Con una trama y un tema atractivo, esta película catalogada dentro del subgénero “Cyberpunk”, no llega ni al aprobado por infinidad de motivos. Aunque la propuesta de Mamoru es buena, le falta mucho para llegar a entretener o introducir en el film al espectador.

Desarrollada en un futuro cercano, Avalon es un juego de guerra de realidad virtual e ilegal que se ha convertido en la obsesión de una desilusionada juventud. Ash, nuestra heroina, es una guerrera “clase A” que busca finalizar el juego así como, subir al nivel “clase A especial”. Su unica posibilidad, está en encontrar un “fantasma” que la puede subir al nivel de “clase A especial”. Sin embargo, su encuentro con el “fantasma” puede llevarla a un eterno estado vegetal, riesgo que Ash decide afrontar.

Rodada enteramente en Polonia, los escenarios sean quizás uno de los puntos positivos de esta película. Fríos y desesperanzadores, y junto con el buen hacer de algunos actores, muestran a una juventud sumida en una constante desilusión. La fotografía varía entre los naranjas y verdes del juego, que dan una sensación de realidad virtual extraordinaria, los grises de la vida real y los colores vivos de la “clase A especial”. Otro punto destacable de la película, es la banda sonora, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Varsovia.

Aún con estos aspectos destacables, la película tiene un comienzo medianamente interesante y se va desinflando con el transcurso de los minutos. Se le quiere dar un aspecto y una sensación ilusoria y filosófica que acaban cansando. Pausas largas, tramos en los que no escuchamos ni una sola palabra y diálogos aburridos, entre otras cosas, hacen esta película difícil de terminar de ver. Por ello, aún tieniendo en cuenta lo atrevido y original de la propuesta, se hace pesada.

Para concluir, esta crítica a la capacidad de destrucción de la tecnología que esta creando el ser humano, se hace pesada y monótona. Si te gustan mucho las películas filosóficas y oníricas, tienes que verla, si no es así, ni lo intentes. Nota: 4,5





13 Tzameti (2005)

14 04 2011

El mejor ejemplo de cine indy de calidad con bajo presupuesto. Si las ideas son buenas y se tiene talento, gente como Géla Babluani consiguen hacer un film brillante. Además el director georgiano hace que su película vaya de menos a más durante sus 95 minutos, haciendo que acabes completamente metido en la trama. Interesante e impredecible, 13 Tzameti te introduce en una historia intensa y cargada de realismo.

Sebastian es un joven de 20 años cuya familia inmigrante está pasando por penurias económicas. Para intentar sacarles de esa situación, acepta seguir unas instrucciones de un hombre adicto a la morfina para conseguir sacarse un dinero fácil. Así, una casual serie de acontecimientos, y el hallazgo de una carta que contiene un billete de tren y una reserva de hotel, llevarán a Sébastien a embarcarse en un viaje del que todo desconoce… salvo la posibilidad de conseguir una pequeña fortuna. La oportunidad de acabar con la miseria en la que vive le armará de valor, pero Sébastien necesitará mucho más que eso cuando descubra su terrible destino…

La fotografía de la película es magnífica, entera rodada en blanco y negro y con una escena luminosa y realista. Esta fotografía le da a la película el toque indy que la hace distinta a las grandes producciones de Hollywood que estamos acostumbrados de ver. El reparto de actores independientes es completo y notable. En especial, la actuación del protagonista, George Babluani, el cual consigue en algunas partes de la película transmitirte su miedo y su angustia.

La trama está muy bien montada y argumentada, y te hace creer que cuenta una historia basada en hechos reales. El guión hace más creíbles las situaciones extremas a las que se ve sometido el protagonista a lo largo del film. Todo es un oscuro recorrido por grandes apuestas en las que la vida humana solo sirve para descargar adrenalina y por lo retorcida, cruel y fría que puede llegar a ser la mente humana. Aunque la película no cuente con grandes dosis de sangre o sustos, la atmósfera claustrofóbica y agobiante en la que se ve envuelto el protagonista causa verdadero terror. Quizás un tipo de terror mucho más psicológico que el de las películas de terror más famosas de los últimos tiempos.

Para terminar, una película muy recomendable para aquellos que a los que les guste lo diferente y lo original. No es de extrañar que junto con El Proyecto de la Bruja de Blair se haya convertido en uno de los estandartes del cine indy actual. Nota:  7,75